Historia de la Romería

Sus orígenes pueden arrancar en el siglo XVII, así hacen referencia documentos hallados del siglo XVIII. Siempre estuvo ligada a la Fiesta de la Santa Cruz de Mayo, celebrándose el día 3 de dicho mes.

La primitiva romería, como todas, tenía un carácter penitencial y se celebraba en el monasterio franciscano de Caños Santos en Olvera, hoy por suerte restaurado y abierto a visitas. Allí se celebraban además las romerias de otros siete pueblos de la zona.

image_11941Esta procesión penitencial tuvo poco espacio de vigencia por lo que no llegó al arraigo popular, perdiéndose en el tiempo.

Entre 1940 y 1946 se celebró en el MOLINILLO, también con un carácter penitencial donde se rezaban continuas salves portando la imagen en una parihuela desapareciendo posteriormente.

No será hasta 1966 cuando el párroco Don Joaquín González Prieto pone en marcha la idea de la construcción de la actual ermita, organizando una colecta popular donde el pueblo se vuelca.

Con anterioridad a la construcción de la ermita, el vecino pueblo de Algámitas participaba en la romería. Al llegar al Navazo se producía EL ENCUENTRO entre la Pura y Limpia, el Dulce Nombre de Jesús y la Santa Cruz, y se colocaban en un chozo habilitado para la ocasión.

En la romería de 1968 se estrenará la nueva ermita cuya construcción se llevó a cabo por Angel Valle y su equipo de trabajo.

La romería va adquiriendo con los años fama y popularidad, desarrollando un carácter propio y definido convirtiéndola sin lugar a dudas en la mejor romería de la zona.

ermita_1La construcción de la caseta de la hermandad se llevó a cabo por mucha gente del pueblo que trabajó de manera gratuita.

Las obras de ampliación de la ermita para proporcionar un espacio aislado para las velas, así como la restauración de las cubiertas que se encontraban en mal estado debido a la humedad, han sido realizadas por la empresa La Pruneña. El proyecto para dicha ampliación fue realizado por José Miguel Tineo Sánchez de forma gratuita.

ermita_2También se estrena en 2012 el nuevo altar para la Pastora, cuya realización en madera se lleva a cabo por Antonio Bautista y los trabajos de decoración y pintura corren a cargo de miembros de la Hermandad. La puerta también ha sido restaurada por Manuel Lestón. También se ha llevado a cabo una renovación de la fachada y de la pintura del edificio.

Para afrontar todos estos gastos, de nuevo el pueblo de Pruna se ha volcado en sufragar los gastos de las obras y mejoras realizadas en la ermita.

La celebración de la romería de Pruna es el primer domingo de Mayo

PRUNA SIEMPRE CON SU PURA Y LIMPIA